Entrevistas

Adela Ucar: “estoy deseando volver a la acción”



,
Adela-Ucar-entrevista

Hay algo profundamente complejo cuando entrevistas a alguien que ha vivido tan vertiginosamente como Adela Ucar. Su trayectoria profesional es tan amplia que abruma. Ha presentado y realizado productos televisivos que aún siguen en la retina de los espectadores. Las duras y extremas condiciones que vivió durante el programa que la catapultó a la popularidad, 21 días, la han marcado profundamente.

Adela Ucar es una mujer sorprendente y llena de proyectos. De risa fácil y optimismo contagioso, emite una luz difícil de conseguir que ayuda a convertir la entrevista en un ejercicio sin fisuras.

¿A cómo se cotiza la felicidad de Adela Ucar?

Me considero una persona disfrutona. Me gusta la vida. Soy muy apasionada con lo que hago y me encanta la acción, la adrenalina de la televisión y el periodismo.

Pero estar en casa, con mi familia, cocinar una rica comida, recibir amigos, pasear por el campo o la playa, todo eso es necesario también para mi equilibrio y lo disfruto muchísimo.

Cuando terminó mi etapa en 21 Días cogí la rutina de mi hogar con muchas ganas. Además enseguida llegó mi hija Olivia y disfruté al máximo esos meses de parar y dedicarme a ella y a mí. Pero reconozco que ahora, después de 4 años de una vida mucho más tranquila de la que llevaba antes, estoy deseando volver a tener más acción.

Usted completó sus estudios en Australia, vivió durante varios meses en Asia y ha vivido muchas más vidas que la media de las personas de su edad, ¿Cuál es el reto que aún no ha tocado a su puerta?

Uy, ¡tengo todavía un montón de retos que afrontar y espero que no cese de tener retos nunca! Yo creo que los retos, o la motivación son un fortísimo motor para la acción. La ilusión y las ganas por llegar a un objetivo, sea cual sea, es una parte muy importante de la vida. Al menos de la mía, tal y como yo la entiendo.

Ahora mismo mi mayor reto es poder seguir trabajando en lo que me gusta. Quizá habrá a quien le parezca que con todo lo que he vivido y trabajado lo tengo todo resuelto y mi experiencia es que cada día es todo más difícil.

Ahora mismo colabora con varios programas de televisión ¿Qué planes tiene para un futuro cercano, tiene algún proyecto televisivo próximo?

Este año está siendo un año de primeras veces. En septiembre comencé a dar clases de reporterismo en la Universidad de Navarra.

El contacto con los alumnos es tremendamente enriquecedor y me emociona poder enseñar a través de mi propia experiencia todo lo que he aprendido en los 15 años que llevo dedicada al reporterismo y la televisión. Y lo cierto es que enseñando estoy aprendiendo muchísimo.

Por otro lado sigo con mi energía puesta en la televisión. Este último año he hecho algo que no había hecho nunca: diseñar proyectos propios. Es un proceso largo, laborioso, desde el germen de la idea hasta que lo presentas desarrollado en una televisión. He aprendido mucho de todo esto y me veo más preparada que nunca para afrontar nuevos retos.  Ahora espero que los frutos de este trabajo se vean pronto.

Adela-Ucar-21-dias

 Usted ha presentado y realizado algunos de los programas de más impacto del panorama documental – factual para la televisión ¿En estos programas se pone al límite la capacidad de empatizar con los dramas que viven los demás?  

La empatía siembre ha sido un pilar sobre el que se apoya mi trabajo como periodista y reportera.

Es absolutamente necesario que el periodista desarrolle su capacidad de empatía para conectar con la verdad de las historias y llegar a sus protagonistas. No entiendo el periodismo sin empatía.

El factual es un formato maravilloso para generar también empatía en el espectador. Todo trabajo periodístico exige cierta dosis de empatía, pero quizá en el factual esa empatía se hace más evidente a través de un tratamiento realista y un acercamiento a las emociones, los sentimientos, la experiencia personal y el día a día de los protagonistas de las historias que tratamos.

¿Cómo le surgió la oportunidad de realizar el programa 21 días? ¿Tuvo que superar muchos obstáculos?

21 Días” tocó mi puerta sin que yo lo estuviera esperando. La oferta que me hicieron despertó en mí mucho miedo, inseguridad, dudas… Yo venía de hacer programas de viajes, de pasarlo súper bien y verlo todo de colores.

Y de pronto me ofrecen un formato que me iba a poner al límite tanto profesional como personal. Tenía miedo. Pero pensé que si decía que no, me moriría el día que viera a otra chica presentando ese programa mientras yo cenaba en el sofá. Y quizá nunca volviera a tener una oportunidad así. Así que me lancé. Fue un reto a todos los niveles. Ahora veo aquellos primeros programas y veo lo verde que estaba. Pero también veo una frescura, una inocencia, valor y verdad. Superé muchísimos obstáculos, sobre todo por mi propia inexperiencia en ese campo y mis propios miedos.

21-dias-adela-Ucar

¿Cuál es la experiencia de 21 días que más le ha marcado? ¿Hay alguna que no haya conseguido olvidar?

Todos y cada una de ellos me han marcado en algún sentido. Algunos programas fueron especialmente duros, otros me dieron especial miedo, en otros tuve que enfrentarme a mis propios fantasmas, otros supusieron un reto físico, en otros el tema me hizo reflexionar y cambiar mi opinión o mi forma de ver las cosas.

 Los dos programas más extremos para mí fueron “21 Días en el vertedero” y “21 Días en la cárcel”.  No olvido ninguna, pero estas dos especialmente.

¿Y cuál el momento más crítico de las experiencias que ha vivido durante las grabaciones?

En “21 Días en el vertedero” la situacion a mi alrededor era de una miseria tan extrema que recuerdo una noche de angustia en aquella chabola en la que desee no haber visto todo aquello.

Me vi absolutamente desbordada y abrumada. Aunque ahora lo veo de otra forma. Ahora estaría más preparada para afrontar una situación así de nuevo, aunque sería igual de duro seguro.

En “21 Días en el vertedero” el equipo trabajó muy duro para grabar el lugar en una mina ilegal en un glaciar. Fuimos allí y la situación de corrupción, contaminación y miseria era feroz. 10 minutos después de encender la cámara nos tiraron una piedra y al día siguiente un hombre en jeep, uniforme militar y metralleta nos pidió que le acompañaramos a la oficina de la autoridad. Sentados en un despacho nos dijeron que si nos quedabamos, no garantizaban que viviéramos mucho tiempo. Finalmente tuvimos que realizar el programa en otra zona.

¿Con qué pequeñas cosas disfruta Adela Ucar?

La comida es uno de mis mayores placeres. Bañarme en el mar donde cubre, salir a explorar al campo con mi hija y perdernos entre fincas y bosques, surfear cuando no hay viento, los desayunos largos, los masajes, un buen libro, tomarme un café a solas en una terraza al sol de medio día, sentarme en el sofá a hablar con mi chico sin tele ni movil ni interrupciones, entrenar, comer sano…

¿Qué es lo que más le gusta de vivir en Getxo?

¡La calidad de vida! Vivo al lado de un parque que tiene unas maravillosas vistas al mar. Cuando termino de trabajar y salgo por la tarde a dar una vuelta con la bici, un paseo o al parque con mi hija soy plenamente consciente del privilegio de vivir en un sitio así. Aprecio las cosas bellas, me gusta rodearme de belleza y el lugar en el que vivo es precioso.

Cuando hace bueno, incluso entre semana, bajo a la playa de Arrigunaga a útima hora a tomar algo y darme un baño y la sensación es de estar de vacaciones por unas horas. Soy muy familiar y mi familia también me tira mucho.

Usted tiene más de 18.000 seguidores en redes sociales ¿Le parece importante la comunicación social?

A día de hoy, especialmente en ciertas profesiones es muy importante. Para los profesionales de la televisión es una herramienta extraordinaria en muchos sentidos. Antes tu capacidad para expresarte como persona, más allá de tu trabajo, se limitaba a que los medios de comunicación decidieran hacerte una entrevista.

Hoy puedes expresarte y comunicarte con el mundo siempre que quieras. Puedes tomar partido en ciertas causas, puedes mostrar como eres como persona, puedes comunicarte con tus seguidores, conocerlos… Hoy tu misma puedes contribuir a forjarte una imagen a través de los medios sociales. Esto supone un trabajo extra que te quita mucho tiempo y a veces recursos. Pero es muy interesante.

Usted cuida la alimentación y el deporte, y practica conceptos como la meditación ¿así consigue estar siempre tan radiante por dentro y por fuera?

¡Vaya gracias! Intento encontrar un equilibrio en mi vida y para hacerlo comer saludable, el deporte y la meditación, deben tener un espacio. Son importantes para mí, pero en realidad creo que son necesarias para todos. 

A estas alturas todos sabemos o deberíamos saber ya cómo la nutrición y el ejercicio pueden tener un impacto tremendo en nuestra salud y nuestra calidad de vida. A veces por falta de tiempo, de ganas o desconocimiento o simplemente la inercia del día a día nos lleva a funcionar de una forma que no nos está haciendo bien, que más que darnos energía, nos la está quitando.

La meditación tiene muchas cosas buenas, pero sobre todo nos ayuda a hacernos más conscientes. Llevo ya 3 años asisitendo a una shanga de meditación y cada vez que voy, tras meditar, hablamos de conceptos que amplían mi consciencia y me abren los ojos a cuestiones que no están presentes en los medios, ni en nuestras conversaciones diarias.

Me ayuda también a colocar las cosas en su sitio, a ver que nada es blanco o negro y que pocas cosas son absolutamente trascendentales. Ver las cosas así relaja mucho, aunque también descubres cosas de ti misma y del mundo que te inquietan.

Adela-Ucar-Paseo-a-caballo

Por último ¿qué pregunta nunca le han hecho y que le hubiera gustado responder

¿Qué es el éxito? Estar donde tienes que estar.

 

¡Muchas gracias!

 

COMPARTIR
Zubiarte Blog Admin

Sobre el autor: Zubiarte Blog Admin

aaaaa

DÉJANOS UN COMENTARIO