Eventos

Síndrome postvacacional: cómo identificarlo y cómo evitarlo



sindrome-postvacacional

Ahora que estamos a punto de despedirnos de agosto y llega la vuelta a la rutina, puede que nosotros mismos o algún familiar suframos el síndrome postvacacional. Pero ¿qué es? ¿Cómo podemos identificarlo? ¿Se puede evitar? En este post daremos respuesta a todas estas preguntas.

 

Qué es el síndrome postvacacional

El síndrome postvacacional, también conocido como la depresión postvacacional, es un conjunto de síntomas que surge hasta tres meses después de la vuelta a la rutina y al trabajo tras un periodo vacacional. Normalmente, afecta más a las mujeres que a los hombres, o bien a personas que tiene una visión negativa sobre su trabajo, no se sienten realizados y sienten la obligación de acudir al él. Según Adecco, entre un 30 y un 35% de los trabajadores sufre este tipo de depresión después de las vacaciones.

Los cambios sufridos entre un periodo de tranquilidad y la vuelta a vida normal pueden suponer un aumento del estrés, ya sea por los cambios horarios o el aumento de las obligaciones. En algunos casos puede llegar a afectar a nivel físico y emocional.

 

Síntomas

Identificar el síndrome postvacacional será más sencillo si se conocen los síntomas más habituales, aunque dependiendo de cada caso y de cada persona, pueden variar. Estos síntomas suelen remitir entre los 10 y los 14 días, y algunos de los más comunes son:

  • Malestar general
  • Ansiedad
  • Cansancio
  • Dolor muscular
  • Apatía
  • Cambios de humor y aumento de la tristeza y la irritabilidad
  • Alteraciones del sueño y del apetito
  • Sudoración
  • Depresión
  • Falta de concentración
  • Descenso del rendimiento
  • Incremento de las palpitaciones
  • Síntomas respiratorios y cardiacos

 

Cómo prevenir la depresión postvacacional

Una de las principales recomendaciones para evitar el síndrome postvacacional es trabajar en una actividad que nos motive y disfrutar de unas vacaciones de relax. En cambio, si el trabajo tiende a estresarnos o si nuestras vacaciones han sido ajetreadas, y por lo tanto sufrimos la depresión postvacacional, hay una serie de consejos para superarla:

  1. Regresar con tiempo a nuestra casa: Los expertos dicen que es mejor volver a nuestro hogar unos días antes a la incorporación al trabajo. De esta manera evitaremos hacer la vuelta a la rutina más difícil y pesada.
  2. Regular el sueño: Una de las mejores cosas de las vacaciones es poder dormir a pierna suelta. A nuestro regreso, es recomendable regular las horas de sueño para así volver a adaptarnos a la rutina. Para descansar y reponerse son recomendables 7 u 8 horas de sueño.
  3. Recupera hábitos de manera progresiva: Ya sea la alimentación o el ejercicio físico, date un tiempo para adaptarte. Planifica tus días, tus horarios y tus comidas para habituarte, de nuevo, a la rutina.
  4. Organiza tu trabajo: Analiza cuáles son tus tareas y prioriza las más importantes y/o urgentes. También puedes empezar por las más sencillas, para evitar que la sensación de descontrol y la ansiedad se apoderan de ti.
  5. Haz deporte: Además de liberar endorfinas, conseguirás desconectar y desestresarte psíquicamente al mismo tiempo que cuidas de tu salud física.
  6. Aprovecha cualquier tiempo libre: Por pequeño que sea ese momento, puede ayudarte a hacer más amena tu jornada y a desconectar. Dedicarse tiempo a uno mismo es esencial, y no solo para disfrutar y divertirse, sino para combatir el estrés y la ansiedad.
  7. Aprende a decir que no: De esta manera conseguirás tener todo bajo control y no sentirte invadido por una sensación de caos. Evita peticiones exageradas e impaciencias.
  8. Permítete equivocarte: No pasa nada si cometemos un error o si surgen situaciones que no habíamos previsto. Esta recomendación va dirigida sobre todo a aquellas personas más planificadoras y perfeccionistas.
  9. Céntrate en lo positivo: Fijarte en las cosas buenas que te ocurren a lo largo del día te ayudará a concienciarte sobre todo lo bueno que te rodea y a ver la vida desde otro punto de vista.
  10. Ten paciencia: El síndrome postvacacional es pasajero, y antes de lo que piensas, desaparecerá. Tan solo es cuestión de tiempo y actitud. Si, en cambio, ve que los síntomas se alargan, consulte a su médico cuanto antes.

 

Esperamos que esta serie de consejos os ayuden y hagan que la vuelta a la rutina y a las obligaciones sea lo más llevadera posible. Recordad que dedicarse tiempo a uno mismo y disfrutar de la familia y de los seres queridos son buenas formas de sobrellevar el estrés y la ansiedad.

COMPARTIR
Zubiarte Blog

Sobre el autor: Zubiarte Blog

Centro comercial en el corazón de Bilbao, con moda, calzado, complementos, tecnología, supermercado, restaurantes de todos los estilos y 8 salas de cine.

TAMBIÉN TE PUEDEN GUSTAR

DÉJANOS UN COMENTARIO